El mar

Cuando la tierra y el cielo se plegaron sobre sí mismos, y el aire deshizo las nubes, el mar se llenó de sueños. Sueños molidos con un reloj que mide el tiempo que nos queda por amar. Y la Luna cabalgó entre las estrellas, y el Universo se partió en dos.

Dicen que sólo fueron unos instantes, pero desde entonces este mar separa ambas realidades. Un mar hecho de lágrimas, promesas imposibles y sueños por cumplir. Y dos realidades distintas, y complementarias, que conforman una única Realidad.

Y un mar con el que soñar, si quieres atreverte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario